Ayer os presentábamos 4 pasos para analizar vuestras rutinas diarias y mejorarlas a cambio de mayor felicidad. Hoy os damos las claves para convertiros en “happyshifter” o lo que es lo mismo, trabajadores felices.

Nos guste o no, el sector laboral ocupa gran parte de nuestras acciones y pensamientos del día, tanto para los que lo tienen como para los que lo están buscando. Si algo ha fomentado la crisis económica es el autoempleo y la mayoría de estos emprendedores son “happyshifter”. Personas luchadoras que no se retraen ante dificultades sino que ven avances con cada caída, arriesgan su tiempo y dinero a cambio de sueños y consiguen transformar todas esas horas dedicadas al trabajo en placer, satisfacción y crecimiento profesional.

Happyshifter

Características de un “happyshifter”:

  1. La culpa de todos sus males no la tiene su jefe, la empresa o el equipo de trabajo.
  2. Buscan algo positivo dentro de su departamento para aprender, emprender y dedicarse felizmente a ello.
  3. Dedican tiempo a pensar lo que hacen bien, lo que pueden crear e incluso algunos se lanzan al desarrollo empresarial.
  4. Buscan soluciones económicas y personas y/o organismos que ayuden , tanto a la empresa como a su proyecto personal, cuando ellos no disponen de los recursos necesarios.
  5. No se matan por el trabajo o anteponen su vida a ello, “downshifting”, simplemente sacan rendimiento y producción del tiempo invertido.
  6. Son proactivos, imaginativos y encuentran recursos para solucionar los problemas que se les presentan.
  7. Por encima de todo, han decidido ser felices durante todas las horas que tienen que trabajar y hacen todo lo posible para conseguirlo.

No todos los “happyshifter” tienen una personalidad arrolladora, están seguros de sí mismos o son personas emprendedoras y exitosas en todas las demás áreas de su vida. Simplemente son personas como nosotros que un día se dieron cuenta de la cantidad de horas que pasaban trabajando y decidieron que querían ser felices y disfrutar esa parcela de su vida de otra manera. Algunos de ellos seguro que ni siquiera son conscientes o lo están siendo ahora. Si todavía no has hecho el cambio, lánzate y ¡practica el “happyshifting”!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies